Romina y Zulu, luego de la cirugía.